Aleph Winery

Nuestros Valores

Nuestra base es la viticultura biodinámica respetuosa con la tierra y las personas que la trabajan. Orientamos nuestro manejo de los viñedos para obtener bajos rendimientos, mimándolos durante todo el año para finalmente realizar una rigurosa selección de los racimos en el momento de la vendimia. Solo las mejores uvas entran en nuestros vinos. Materia prima excepcional con la menor intervención posible, como sulfitados mínimos o nulos durante pre y post fermentación, para preservar la microbiología y mundo enzimático original en cada elaboración, extrayendo así la mejor expresión de cada terroir y añada.

Hacemos viticultura tradicional mediterránea como conducción en vaso o cordón royat. Los suelos son labrados después de vendimia y durante primavera para oxigenar y permitir una retención de agua en profundidad. No irrigamos.

Trabajamos la canopia sin moléculas de síntesis: no intoxicamos la flora ni la fauna, cuidando de los ciclos vitales de cada uno de los seres que habitan nuestras tierras.

Buscamos que nuestros vinos transmitan la sinfonía entre los eventos climáticos anuales, la genética de cada parcela y los suelos que los acogen. “Laisser le terroir parler”.

Nuestro objetivo es embotellar equilibrio y personalidad para nuestros degustadores con el fin último de ¡generar placer!

Presentación

Aleph, cuyo símbolo es, no sólo es la primera letra de alfabetos como el protocananeo, hebreo, arábico o persa, sino que es el símbolo que eligió Georg Cantor, uno de los matemáticos más geniales, enigmáticos y atormentados, para representar los diferentes infinitos que contempla su teoría. Con ese mismo significado el gran Borges lo usa en la creación de su famoso cuento “El Aleph”.

Aleph simboliza nuestra infinita pasión por la tierra y por el vino proyectando la intención de emprender un camino sin límites, haciendo cada año mejores vinos para deleite de los que aprecian la singularidad y personalidad de nuestra selección de parcelas, de vinos singulares.