Ingredientes: 
  • Solomillo de cerdo
  • Cebolla
  • Hojaldres redondos
  • Queso brie
  • Queso de cabra
  • Queso cheddar
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Azúcar
  • Mermelada (al gusto)
  • Mantequilla
  • Patatas
Preparación:
Hojaldres de solomillo

Corta la cebolla y ponla a sofreír en una sartén, mientras coloca los redondos de solomillo en una bandeja para horno.

Echa azúcar a la cebolla, aún en el fuego, remuévelo bien y déjalo a fuego lento para que acabe de hacerse bien (de esta forma absorberá el azúcar y no quedarán trozos pegados). Vete haciendo el solomillo en otra sartén, el tiempo es a tu gusto aunque recomendamos hacerlo al punto para que la carne quede sabrosa.

Coloca el queso cheddar en el interior de los hojaldres, a continuación el solomillo y por último la cebolla caramelizada por encima. Mételo directo al horno

*Truco: no lo pongas la temperatura del horno muy alta, ya que se acabarán secando.

Quesos brie con mermelada

Reboza el queso primero en huevo y luego en pan rallado, fríelo en una sartén con abundante aceite y que esté caliente. Cuando ya esté doradito lo sacamos a un plato, echamos mermelada al lado y… ¡listo para disfrutar!

Nosotros hemos utilizado mermelada de fresa, nos encanta la mezcla de dulce y salado.

*Truco: fríe el queso con el aceite muy caliente, de esta forma se hará rápido por fuera y no se nos derretirá.

Queso de cabra con cebolla caramelizada

Mete los medallones de cabra en el horno hasta que veas que empiezan a tostarse por encima, colócalos en un plato y acompáñalo con cebolla caramelizada.

*Truco: cuando hagáis la cebolla para el solomillo contéis con un poco más para el queso.

img_9014

Bolitas de patata

Con abundante agua y un puñado de sal, ponemos las patatas a cocer durante 25 minutos aproximadamente. Una vez hayan enfriado un  poco las pelamos, y en un bol las machacamos bien.

Añade las yemas de huevo, la mantequilla, pimienta y un poco de sal. Mézclalo todo bien hasta que quede una masa homogénea, tápalo y deja que enfríe en el frigorífico para que la masa se compacte.

Empánalas en huevo y pan rallado, mientras haces este proceso previamente pon una sartén con aceite, con el caliente las freímos, cuando veas que ya están doraditas, retíralas y ponlas sobre un plato con papel absorbente (de esta forma quitarás todo el aceite que sobra).

*Truco: haz la masa con tiempo, ya que para que quede bien compacta necesita mínimo 2hs. de frigorífico.